Como es de suponer este sitio utiliza cookies. No son digestive. Sigh! Si quieres, puedes leerte el texto que nuestro querido asesor ha preparado. Seguro que le hace ilusión. Política de Cookies.

Hablemos de la Depresión

Ratio:  / 0
MaloBueno 

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud este año el e eslogan es: “Hablemos de la depresión”

Y ¿Por qué la depresión?

Porque los trastornos mentales comunes están aumentando en todo el mundo. Entre 1990 y 2013 el número de personas con depresión y/o ansiedad aumentó en casi un 50%.

  • La depresión representa por sí sola el 10% de los años vividos con discapacidad en todo el mundo.
  •  En emergencias humanitarias y conflictos en curso, hasta una de cada cinco personas se ven afectadas por la depresión y la ansiedad.
  •  La depresión aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades no transmisibles, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Además, algunas enfermedades como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares aumentan el riesgo de depresión.
  •  La depresión postparto en mujeres puede afectar al desarrollo de los recién nacidos.
  •  En muchos países del mundo, se brinda un apoyo escaso o nulo a las personas con trastornos mentales. Incluso en los países de ingresos altos, casi el 50% de las personas con depresión no recibe tratamiento.
  •  La falta de tratamiento para los trastornos mentales comunes tienen un elevado costo económico: según nuevas pruebas obtenidas mediante un estudio dirigido por la OMS, la depresión y la ansiedad por sí solas provocan cada año una pérdida económica equivalente a más de un billón de dólares.
  •  Los trastornos mentales más comunes se pueden prevenir y tratar con un costo relativamente bajo.
  • Afecta a todas las edades y condiciones sociales y de todos los países.
  • Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso tareas de la vida cotidiana, creando efectos negativos en las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida.
  •  En el peor de los casos puede provocar suicidio, que actualmente es la segunda causa de muerte entre personas de 15 a 20 años de edad.

Sin embargo, la depresión se puede prevenir y tratar: El primer paso es poder hablar de la depresión ya que el hecho de poder hablar de ella es un primer paso para una curación, ya sea con un familiar, amigo, profesional médico.

En muchos casos la estigmatización de las enfermedades mentales, incluida la depresión, sigue siendo un obstáculo para que las personas de todo el mundo pidan ayuda.

la Organización Mundial de la Salud ha optado por prestar especial atención a tres grupos afectados de manera desproporcionada: los jóvenes de 15 a 24 años, las mujeres en edad de procrear (especialmente tras el nacimiento de un hijo) y las personas de edad avanzada (más de 60).

 Para ello la primera información es saber que es la depresión:

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas. Además, las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio. 

Artículo visitado 45 veces.

No tienes permisos para enviar comentarios. Sólo usuarios registrados. Regístrate.